13 de junio de 2017

Maldito karma

Autor/a: David Safier
Título original: Mieses karma
Traductor/a: Lidia Álvarez Grifoll
Edición: 22ª
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 2010
Número de páginas: 315
ISBN: 978-84-322-2858-2

Después de leer buenas reseñas sobre este libro, al que la crítica alemana ha calificado de fábula moderna, me entró la curiosidad por lo que decidí cogerlo en la biblioteca y aquí está su reseña.

Maldito karma tiene como principal protagonista a Kim Lange, una popular presentadora de la televisión alemana, tan centrada en su trabajo, que es capaz de hacer cualquier cosa para mejorar en su carrera profesional: desde pisotear a sus compañeros hasta dejar de lado a su propia familia. Así pues, no es de extrañar que el día del quinto cumpleaños de su hija Kim decida decantarse por la asistencia a los Premios TV en los cuales está nominada como mejor presentadora. Pero tras una entrega de premios un tanto accidentada, y de haberle sido infiel a su marido con un guapo presentador, decide subir a la azotea del hotel en el que se aloja para reflexionar sobre su situación matrimonial hasta que el lavabo de una estación espacial rusa se estampa contra su cabeza poniendo fin a sus cavilaciones y a su vida.

A partir de aquí comienzas sus problemas porque, tras pasar toda su vida por delante de sus ojos como si de una película se tratara, se despierta con una cabeza enorme, un abdomen prominente, seis patas y dos antenas. Después de este desagradable despertar tiene una charla con Buda que le explica que cuando nos morimos, según el karma que hayamos acumulado en nuestra vida, nos reencarnamos en diferentes cosas.

Como es lógico, el karma de Kim deja mucho que desear y por eso se ha reencarnado en hormiga y, si quiere reencarnarse en persona, deberá acumular buen karma. Pero nadie dijo que fuera una tarea sencilla, especialmente para quien no está acostumbrado a pensar en los demás. No obstante, no estará sola en su camino hacia la reencarnación humana ya que contará con la inestimable ayuda del mismísimo Giacomo Casanova.

¿Logrará Kim acumular el buen karma necesario para poder reencarnarse en una persona?

Como decía al principio, Maldito karma es una fábula moderna disfrazada de novela y, como toda fábula, ha de tener su moraleja: reflexionar sobre nuestras prioridades en la vida y saber valorar lo que tenemos.

Pese a éste transfondo “filosófico” es un libro divertido con el que se pasan buenos ratos, por lo menos yo me he reído bastante con las aventuras de Kim y Casanova, especialmente con las anotaciones a pie de página que reflejan las memorias de éste último.

Eso sí, no esperéis encontrar la quinta esencia literaria porque no la vais a encontrar, ni mucho menos, pero si lo que queréis es un libro de lectura ligerita como transición entre otras lecturas más pesadas, Maldito karma no es una mala opción. La única pega que le veo es que el final es demasiado edulcorado y sentimentaloide, pero es una opinión totalmente subjetiva.

Fuente portada: https://imagessl2.casadellibro.com/a/l/t0/82/9788432228582.jpg
Fuente imagen: http://www.tusiquica.com/images/buda.jpg

5 de junio de 2017

El paseo

Autor/a: Federico Moccia
Título original: La passeggiata
Traductor/a: Mireia Carol
Edición: 1ª ed.
Editorial: Planeta
Año de edición: 2010
Número de páginas: 64
ISBN: 9788408082569

Este libro llamó mi atención cuando lo vi en la biblioteca, sobre todo por esa portada tan relajante que invita a perderse en la playa y ni me di cuenta que el autor era Moccia. Al principio estuve tentada de devolverlo a la estantería pero, al leer la sinopsis, me sorprendió que no se tratara de una de sus historias de amor adolescente. El paseo es un relato intimista y muy emotivo que trata sobre la pérdida de un ser querido, en concreto la de un padre, el de Moccia, y es a él a quien se lo dedica al poco de fallecer.

Una mañana el autor se encuentra en la playa de Anzio, una playa que despierta en él recuerdos de su niñez y adolescencia. Está desierta, el mar en calma y aún no ha despuntado el alba, un escenario idílico a la par que mágico e irreal como el encuentro que allí tiene lugar. Padre e hijo se reencuentran para decirse aquellas cosas que, por un motivo u otro, nunca se dijeron y para recordar aquellos momentos felices que se quedaron gravados en la memoria.

No penséis que por el tema que trata es una historia triste porque no lo es. Es un sueño que, estoy segurísima, todos quisiéramos vivir si algo así fuera posible con ese ser querido que, desgraciadamente, ya no está. El paseo es un relato para leer con calma –aunque se lee en un suspiro por su corta extensión-, para disfrutar de una escritura intimista, casi poética, con unas descripciones muy vívidas que tocará la fibra sensible de todo aquel que decida adentrarse en sus páginas.

Tengo que reconocer que la forma de escribir de Moccia me ha conquistado por completo, sobre todo, por las descripciones de sus recuerdos y la de esa playa de Anzio que tengo la suerte de haber conocido. Supongo que el listón está demasiado alto pero tengo curiosidad por saber si esta forma de escribir se ve plasmada en sus otras obras aunque son historias de las que huyo como de la peste. Quién sabe, tal vez me enganche.

“El paseo es la historia de un hermoso sueño, de un deseo imposible que se cumple por arte de magia. Un libro que habla al corazón de padre y de hijos.”
Fuente portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/81-KMng1NZL.jpg