30 de diciembre de 2016

Fin de año y toca hacer balance

Apunto estamos de arrancar la última hoja del calendario y toca echar la vista atrás para hacer balance de lo que literariamente ha deparado este 2016; año en el que me lío la manta a la cabeza y creo este rincón en el que voy “guardando”, y compartiendo con quien se acerca a él, mis neófitas impresiones de las lecturas que se cruzan en mi camino. Por tanto, me ceñiré a las compartidas aquí ya que, aunque hay algunos títulos más no reseñados, tampoco ha sido un año de muchas lecturas.

El que más me ha sorprendido (gratamente): Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling
No soy muy dada a leer fantasía pero tenía curiosidad por saber qué tiene este niño mago que engancha a gente de todas las edades. Con un lenguaje sencillo y unas escenas muy visuales Harry Potter te descubre un mundo mágico al que terminas sucumbiendo.

Los más divertidos: Wilt y Las tribulaciones de Wilt de Tom Sharpe
Humor británico en estado puro encarnado en un profesor de politécnico que no dejará títere con cabeza con las desternillantes y disparatadas situaciones que le deparan pero que, además, tienen un trasfondo de crítica social.

El que no ha cumplido mis expectativas: Al acecho de Noemí Sabugal
No es un mal libro, ni mucho menos, pero pensé que sería una novela policíaca de ritmo trepidante y, aunque sí hay una investigación sobre tres casos de asesinato, queda relegada a un segundo plano cobrando más importancia el marco histórico en el que se desarrolla. Resumiendo, me ha dejado fría.

La joya de la corona: 84, Charing Cross Road de Helene Hanff
Una pequeña maravilla que se lee en nada al tratarse de la correspondencia que la autora mantuvo con Frank durante veinte años, un empleado de la librería Marks & CO., y que irá más allá del plano comercial para ir derivando en la historia de una gran amistad en la que los dos irán conociendo aspectos de la vida del otro: Helen conocerá a la familia de Frank y cómo viven el racionamiento de la postguerra y éste las dificultades de ella para llegar a fin de mes. Unos personajes y una historia que dejan poso y muy buen recuerdo.

Para bien o para mal estos han sido mis destacados del año. Espero que 2017 venga cargado de buenas lecturas, de nuevos autores y gratos momentos. No soy muy de cumplir propósitos sino, más bien, de conformarme con poco pero bueno. Cierto es que hay mil y un reto que tientan pero soy lectora sin prisa aunque sin pausa y lo único que os deseo, a parte de todo lo mejor, es que sigáis disfrutando del maravillo placer de la lectura.

Que terminéis bien el año y comencéis el nuevo estupendamente.

Feliz 2017.

Fuente imagen: http://www.infotecarios.com/wp-content/uploads/calendario.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario