7 de diciembre de 2016

Al acecho

Autor/a: Noemí Sabugal
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Sevilla
Editorial: Algaida
Año de edición: 2013
Número de páginas: 434
ISBN: 978-84-9877-828-1

Cuando se publicó Al acecho en 2013 no paraba de leer reseñas sobre la joya que era éste libro, la maravillosa prosa de la autora y que había sido galardonado con el XXXI Premio de Novela Felipe Trigo, entre muchas otras cosas, y decidí comprarlo pero, a la vista está, otras lecturas fueron relegándolo al ostracismo de la estantería hasta que por fin le ha llegado el turno.

Sabugal nos traslada al Madrid de 1936, concretamente a los meses previos de la Guerra Civil, donde la ciudad vive convulsa por los acontecimientos políticos que crispan los ánimos de quienes la habitan. Una ciudad gris, donde los atentados y enfrentamientos son el preludio del golpe militar contra el gobierno de la Segunda República y la antesala de una guerra que dejó un país sembrado de muerte, terror y miedo durante tres años.

En este escenario donde el hombre acecha al hombre, el inspector del Cuerpo de Investigación y Vigilancia, Julián Fierro, se enfrentará a la investigación de tres asesinatos en los que las víctimas son niñas que aparecen estranguladas y cuyos cadáveres presentan un decoro inusual al estar sus lazos perfectamente anudados sobre el cabello, sus manos cruzadas sobre el regazo y los vestidos bien estirados sobre las piernas.

La autora recrea en Fierro a un hombre desencantado de la vida que no toma partido por nada ni nadie, que tiene sus propias reglas y se comporta como un canalla haciendo uso y abuso del poder que le otorga su puesto. A fin de cuentas, un personaje bastante real, como también lo es Adela –la mujer con la que Fierro mantiene una relación y de la cual no está enamorado-, una exprostituta que trata de dejar atrás su pasado pero en cuyo foro interno no se ve como una mujer decente, o Concha, madre de Fierro y devota creyente que quiere que su hijo siente la cabeza.

Así pues, tenemos un escenario magníficamente recreado, una ambientación histórica muy detallada y unos personajes totalmente creíbles que podrían hacer las delicias de quienes gustamos de la novela policial. Sin embargo, la investigación de los asesinatos es algo secundario puesto que el eje central de Al acecho es la recreación histórica de la ciudad de Madrid en los meses previos a la Guerra civil y esto ha hecho que no me termine de gustar.

Con esto no quiero decir que sea una mala lectura, ni mucho menos. Es una obra bien escrita en la que Sabugal demuestra un dominio del lenguaje con una prosa en muchas ocasiones poética y en la que el trabajo de investigación se aprecia en la cantidad de datos y personajes históricos que pueblan las páginas, así como en los recortes de periódicos de la época que le dan más realismo y ayudan al lector a trasladarse al Madrid del 36. Pero el ritmo lento, demasiado pausado para mi gusto, me ha resultado un tanto aburrido y las páginas se me hacían cuesta arriba a medida que iba avanzando en la lectura.

Sinceramente, hubiera preferido una novela con mucha más acción en la que la investigación de los asesinatos tuviera mayor peso puesto que, cuando me animé a hacerme con el libro, creía que era lo que iba a encontrar en esta lectura pero no ha sido el caso.

Así que, quien quiera adentrarse en las páginas de Al acecho y espere una novela policial la encontrará, sí, pero que tenga en cuenta que el peso de la acción no recae en la resolución de los crímenes ni en el porqué de los mismos.

Portada: http://4.bp.blogspot.com/-btef0F3QC7Q/Ucako0JRdkI/AAAAAAAAPCc/fkrOp76IQxs/s1600/descarga.jpg
Imagen: https://c2.staticflickr.com/8/7174/6424491049_12128c0426_z.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario