30 de diciembre de 2016

Fin de año y toca hacer balance

Apunto estamos de arrancar la última hoja del calendario y toca echar la vista atrás para hacer balance de lo que literariamente ha deparado este 2016; año en el que me lío la manta a la cabeza y creo este rincón en el que voy “guardando”, y compartiendo con quien se acerca a él, mis neófitas impresiones de las lecturas que se cruzan en mi camino. Por tanto, me ceñiré a las compartidas aquí ya que, aunque hay algunos títulos más no reseñados, tampoco ha sido un año de muchas lecturas.

El que más me ha sorprendido (gratamente): Harry Potter y la piedra filosofal de J. K. Rowling
No soy muy dada a leer fantasía pero tenía curiosidad por saber qué tiene este niño mago que engancha a gente de todas las edades. Con un lenguaje sencillo y unas escenas muy visuales Harry Potter te descubre un mundo mágico al que terminas sucumbiendo.

Los más divertidos: Wilt y Las tribulaciones de Wilt de Tom Sharpe
Humor británico en estado puro encarnado en un profesor de politécnico que no dejará títere con cabeza con las desternillantes y disparatadas situaciones que le deparan pero que, además, tienen un trasfondo de crítica social.

El que no ha cumplido mis expectativas: Al acecho de Noemí Sabugal
No es un mal libro, ni mucho menos, pero pensé que sería una novela policíaca de ritmo trepidante y, aunque sí hay una investigación sobre tres casos de asesinato, queda relegada a un segundo plano cobrando más importancia el marco histórico en el que se desarrolla. Resumiendo, me ha dejado fría.

La joya de la corona: 84, Charing Cross Road de Helene Hanff
Una pequeña maravilla que se lee en nada al tratarse de la correspondencia que la autora mantuvo con Frank durante veinte años, un empleado de la librería Marks & CO., y que irá más allá del plano comercial para ir derivando en la historia de una gran amistad en la que los dos irán conociendo aspectos de la vida del otro: Helen conocerá a la familia de Frank y cómo viven el racionamiento de la postguerra y éste las dificultades de ella para llegar a fin de mes. Unos personajes y una historia que dejan poso y muy buen recuerdo.

Para bien o para mal estos han sido mis destacados del año. Espero que 2017 venga cargado de buenas lecturas, de nuevos autores y gratos momentos. No soy muy de cumplir propósitos sino, más bien, de conformarme con poco pero bueno. Cierto es que hay mil y un reto que tientan pero soy lectora sin prisa aunque sin pausa y lo único que os deseo, a parte de todo lo mejor, es que sigáis disfrutando del maravillo placer de la lectura.

Que terminéis bien el año y comencéis el nuevo estupendamente.

Feliz 2017.

Fuente imagen: http://www.infotecarios.com/wp-content/uploads/calendario.jpg

27 de diciembre de 2016

La suave superficie de la culata

Autor/a: Manzanera, Antonio
Edición: 1ª ed.
Editorial: Umbriel
Año de edición: 2013
Número de páginas: 318
ISBN: 978-84-92915-38-5

No sé el porqué pero siempre me he sentido atraída por las historias de la mafia y todo lo que tiene que ver con la “Cosa Nostra”, así que, cuando leí las reseñas de este libro no pude resistirme a la tentación de comprarlo. Sí, soy una friki que se ha visto El Padrino hasta saberse los diálogos casi de memoria pero ¿cómo resistirse a una sinopsis que mezcla la mafia con la CIA, un intento de asesinato contra Castro, el departamento de justicia, el narcotráfico y la muerte de Kennedy?

Aquí estoy, con mi humilde opinión de esta segunda obra de Antonio Manzanera en la que utiliza a Roger, un abogado de una de las familias más poderosas de la mafia, para contarnos en primera persona la historia de Santino, un capo acusado de asesinato y condenado a quince años de prisión. Sin embargo, la suerte de Santino cambia cuando le conceden la libertad condicional a cambio de colaborar en un plan ideado por la CIA para asesinar, nada más y nada menos, que a Fidel Castro. Y ahí entra en juego nuestro narrador, que tendrá que convertirse en la sombra de Santino desde el mismo momento que tiene que ir a recogerlo a su salida de la cárcel.

A partir de aquí seremos testigos de cómo la mafia edificó su poderío en Las Vegas a través de los casinos y de toda una corrupción que se extiende desde la más simple de las cajeras hasta los políticos más influyentes.

Dividida en nueve capítulos la acción salta del presente al pasado entre los años 1957 a 1963 siguiendo un orden línea de los acontecimientos y saltando de una época a otra para que el lector no pierda detalle de todo lo sucedido.

Manzanera utiliza un lenguaje sin complicaciones y un estilo sobrio pero cuidado que engancha al lector para que no pierda detalle de todo lo que acontece a unos personajes bien definidos. Pese a que la trama argumental está bien estructurada quedando el final cerrado, hay flecos que se me escapan como, por ejemplo, qué es lo que pasa con el plan para acabar con Castro y con el personaje de Santino. Personalmente me hubiera gustado que el autor diera, aunque sea unas pinceladas, de lo que pasa con este personaje y no dejar al lector con la duda.

Otra de las cosas que más me ha gustado es que el autor da a conocer la estructura piramidal y cómo se organiza la Cosa Nostra, desde los jefes de cada familia hasta el más insignificante de los miembros de la organización, pero dejando claro que cada cual tiene que desempeñar su función sin contemplaciones. Aunque no es El Padrino, ni pretende serlo, si tiene esa aura en el que el honor de la familia prevalece sobre todo y donde los asesinatos sólo se justifian para lograr los medios.

Aunque la he disfrutado mucho, tengo que decir que hay cosas que no me han convencido como son las descripciones de la preparación de algunos cócteles que toma Roger, personalmente me han aburrido y no los considero necesarios para el desarrollo de la trama, y, como decía anteriormente, el no saber qué pasa con Santino, si logra o no el perdón de la familia. También me ha dejado un poco fría la explicación que se da al asesinato de Kennedy que, aunque plausible, deja la puerta abierta para que el lector deje volar su imaginación y elucubre todo tipo de conspiraciones.

Salvo estos pequeños detalles reconozco que es una historia que he disfrutado y con la que he pasado un buen rato pero, tratando de la mafia, La suave superficie de la culata era una apuesta segura.

Imagen portada: http://image.casadellibro.com/a/l/t0/85/9788492915385.jpg
Imagen Las Vegas: http://www.sportsmanagementworldwide.com/sites/default/files/uploads/LasVegasSign.jpg

22 de diciembre de 2016

Feliz Navidad

Ya llegó, otro año más, la Navidad. Fecha ansiada por unos y detestada por otros. Si eres de los que la esperan con ansía disfruta estos días al máximo y, si por el contrario, la aborreces ten paciencia y ánimo que sólo son unos días.

Días en los que damos y recibimos regalos y para qué mentir, nos gusta ver un paquete vistoso y bien presentado, ¿ o no es así? Aunque las ideas son para envolver libros, cómo no siendo apasionados como somos de la lectura, también pueden ser de ayuda para envolver otras cosas. En el siguiente enlace tenéis unas cuantas ideas:

20 ideas geniales para envolver libros



En Youtube encontrareis mil ideas más.

Feliz Navidad a todos.

17 de diciembre de 2016

Entre manos |4|

No suelo tener muchas dudas a la hora de elegir mi próxima lectura pero esta vez me tentaba continuar con la tercera entrega de los crímenes de Fjällbacka de Camila Läckberg, Las hijas del frío, o La tabla de Flandes de Pérez-Reverte.

Les tenía muchas ganas a los dos pero, como hace no mucho que he leído a Läckberg, he pensado que ya era hora de desempolvar La tabla de Flandes que lo tenía hasta olvidado en una de las estanterías. No llevo mucho leído pero el argumento atrapa desde las primeras páginas, espero que continúe así.

Una restauradora de arte encuentra una inscripción oculta, en forma de partida de ajedrez, en el lienzo de un pintor flamenco del siglo XV. El sorprendente hallazgo provoca que una singular galería de personajes emprenda una turbulenta aventura en pos de desvelar el enigma. Pero no se trata de un enigma cualquiera: tal vez constituya la clave de un secreto que pudo haber cambiado la historia de Europa. Los movimientos del ajedrez marcarán, paso a paso, el éxito o el fracaso de la pesquisa, siempre acechada por un diabólico juego de trampas y equívocos en el que participan no solo la pintura, sino también la música, la literatura, la historia y las matemáticas.

Imagen: http://4.bp.blogspot.com/-VEgWZ6-dt8I/Twq2AmRtGCI/AAAAAAAABs4/l_OxzU76c80/s1600/3316478781_c07c1da1c6_o.jpg

15 de diciembre de 2016

Las tribulaciones de Wilt

Autor/a: Tom Sharpe
Título original: The Wilt alternative
Traductor/a: Marisol de Mora
Edición: 1ª ed.
Editorial: Anagrama
Año de edición: 1993
Número de páginas: 254
ISBN: 84-339-2084-7

Después de los buenísimos ratos que me hizo pasar la lectura de Wilt decidí que no sería lo único que leería del británico Tom Sharpe y le pregunté a mi bibliotecaria. Fue ella quien me informó de que había no sólo una segunda parte sino que son cinco los libros que tienen por protagonistas a Henry Wilt y su familia; estos son: Wilt, Las tribulaciones de Wilt, ¡Ánimo Wilt!, Wilt no se aclara y La herencia de Wilt.

Tras ver que Las tribulaciones de Wilt, segunda parte de la serie, estaba disponible me lo traje a casa sin dudarlo y me encontré con un Henry Wilt al que las cosas le van bien: ha ascendido de simple profesor a Jefe del Departamento de Artes Liberales, es padre de cuatrillizas y se han mudado a una casa con jardín en un buen barrio.

Todo trascurre con normalidad hasta que un día Eva, la mujer de Wilt, alquila el ático a una estudiante alemana de poderosos encantos y Henry comienza a padecer los tormentos del amor idílico y la lujuria frustrada. Estos tormentos no serán nada comparado con los sufrimientos que tendrá que afrontar cuando descubra que su inquilina es una terrorista internacional y reaparezca en escena el inspector Flint. A partir de aquí se suceden un sinfín de situaciones a cual más rocambolescas y divertidas en las que hasta un retrete orgánico tiene su momento protagonista.

Sharpe vuelve a no dejar títere sin cabeza y, si en la primera entrega hacía una crítica del sistema educativo británico (el propio autor fue profesor de literatura e historia en un instituto politécnico), en esta segunda parte se atreve con la familia y los valores británicos así como el terrorismo del IRA.

Con un lenguaje sencillo y sin artificios pero con muchísima ironía y mordacidad, Sharpe crea una historia sumamente divertida e irreverente, -muy visual por otro lado-, en la que los diálogos y las situaciones disparatadas vuelven a ser el punto fuerte de una novela que hará las delicias de quienes gusten del humor británico y quieran pasar un rato más que entretenido.

Pese a formar parte de una serie se puede leer independientemente ya que son historias autoconclusivas. Eso sí, bien es cierto que se hacen algunas referencias a la primera novela y sería recomendable leerla, más que nada, porque hay situaciones que se comprenderá mucho mejor si se ha leído y porque se aprecia una evolución en la familia Wilt (Henry pasa de no querer ser padre a tener cuatrillizas, por ejemplo).

Aunque disfruté como una enana y me reí a carcajadas con Wilt, tengo que reconocer que Las tribulaciones de Wilt me ha gustado más si cabe. Más de uno/a me ha mirado raro al reírme en un autobús lleno de gente y habrá pensado que estoy igual de loca que los personajes creados por Sharpe pero, como dice el refrán, que me quiten lo bailao.

También dicen que no hay dos sin tres y en este caso se cumplirá porque tengo curiosidad de saber qué sorpresas nos tiene preparada la familia Wilt.

Portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51VUSlWWdtL._SX319_BO1,204,203,200_.jpg

12 de diciembre de 2016

Los gritos del pasado

Autor/a: Läckberg, Camila
Título original: Predikanten
Traductor/a: Carmen Montes Cano
Edición: 32ª ed.
Editorial: Maeva
Año de edición: 2012
Número de páginas: 431
ISBN: 978-84-15140-06-1

Tras descubrir a Läckberg con La princesa de hielo, y el buen rato que me hizo pasar mientras lo leí, me he animado a continuar con la segunda entrega de Los crímenes de Fjälbacka protagonizados por la pareja formada por la escritora Erica Falck y el comisario Patrik Hedström.

Läckberg vuelve a utilizar en Los gritos del pasado el mismo esquema de su primera novela, un crimen como eje central con flashbacks al pasado mezclado con la vida cotidiana de Erica y Patrik así como del resto de personajes que los acompañan.

Todo comienza con un niño que sale a la entrada de un barranco próximo a su casa para jugar a caballero medieval en busca de dragones y, en ello está, cuando por el rabillo del ojo vislumbra un objeto rojo que llama su atención en el fondo del barranco. Poco a poco se va acercando al objeto y descubre un montón de huesos alrededor de un bulto que va tomando forma de mujer. En un principio piensa que está dormida pero, rápidamente, se da cuenta de que está muerta.

Así arranca un nuevo caso que Patrik y el resto de sus compañeros tendrán que investigar pero lo más curioso es que los huesos que aparecen junto a la mujer muerta son los restos de dos jóvenes desaparecidas hace veinte años. ¿Qué relación existe entre esas muertes?, ¿Se trata de un asesino en serie? A estas y otras cuestiones se enfrentarán nuestros protagonistas.

Como decía anteriormente, la autora utiliza la misma fórmula de su anterior novela que tan buen resultado le dio pero vemos avanzada la relación entre Erica y Patrik ya que están a punto de ser padres de una niña. Por lo demás, todo se mantiene igual: el mismo lenguaje sencillo y sin artificios pero narrado con tan buenas descripciones y dosis justas de suspense para que el lector no suelte el libro hasta terminarlo.

Sin embargo, hay algo que me llama la atención y que ya intuí en La princesa de hielo y que en Los gritos del pasado lo veo más patente y es el daño que se inflige a los niños. Si bien en la primera parte era un daño físico con abusos y vejaciones, en esta segunda el daño es más bien psicológico, utilizando a menores como reclamo para estafar a la gente. Es algo que me ha llamado la atención poderosamente porque, aunque sea novelado, el daño a un niño no deja a nadie indiferente y también porque tengo una imagen idealizada de los países nórdicos con respecto a la educación, tolerancia y civismo que nada tienen que ver con la que tenemos en otros países.

Por lo demás, solo me queda decir que es un libro entretenido sin muchas pretensiones y que hará las delicias de quienes gustamos de este tipo de lectura aunque no me ha gustado tanto como La princesa de hielo, más que nada, porque esta vez sí que he intuido desde un comienzo quien podía ser el asesino y porque la vida personal de Erica y Patrik tiene bastante más relevancia de la que, en mi modesta opinión, debería tener.

Con esto no quiero decir que no lo haya disfrutado o no me haya gustado, ni mucho menos, pero sí noto que Läckberg no se complica con cambios de estilo ni con nuevos personajes; utiliza una fórmula que le funciona bastante bien y para qué cambiarla.

No obstante, seguiré leyendo más casos de esta pareja más que nada porque los tengo en casa, son lecturas ligeras para intercambiar entre otras más pesadas y porque tengo curiosidad de saber cómo avanza la vida de sus personajes y de si el maltrato infantil en todas y cada de sus vertientes sigue presente a modo de velada denuncia de que en los países nórdicos también pasan cosas estas cosas.

Fuente imagen portada: http://www.quelibroleo.com/images/libros/9788496748507.jpg
Fuente imagen huesos: http://www.estodotuyo.com/uploads/2-1.jpg

7 de diciembre de 2016

Al acecho

Autor/a: Noemí Sabugal
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Sevilla
Editorial: Algaida
Año de edición: 2013
Número de páginas: 434
ISBN: 978-84-9877-828-1

Cuando se publicó Al acecho en 2013 no paraba de leer reseñas sobre la joya que era éste libro, la maravillosa prosa de la autora y que había sido galardonado con el XXXI Premio de Novela Felipe Trigo, entre muchas otras cosas, y decidí comprarlo pero, a la vista está, otras lecturas fueron relegándolo al ostracismo de la estantería hasta que por fin le ha llegado el turno.

Sabugal nos traslada al Madrid de 1936, concretamente a los meses previos de la Guerra Civil, donde la ciudad vive convulsa por los acontecimientos políticos que crispan los ánimos de quienes la habitan. Una ciudad gris, donde los atentados y enfrentamientos son el preludio del golpe militar contra el gobierno de la Segunda República y la antesala de una guerra que dejó un país sembrado de muerte, terror y miedo durante tres años.

En este escenario donde el hombre acecha al hombre, el inspector del Cuerpo de Investigación y Vigilancia, Julián Fierro, se enfrentará a la investigación de tres asesinatos en los que las víctimas son niñas que aparecen estranguladas y cuyos cadáveres presentan un decoro inusual al estar sus lazos perfectamente anudados sobre el cabello, sus manos cruzadas sobre el regazo y los vestidos bien estirados sobre las piernas.

La autora recrea en Fierro a un hombre desencantado de la vida que no toma partido por nada ni nadie, que tiene sus propias reglas y se comporta como un canalla haciendo uso y abuso del poder que le otorga su puesto. A fin de cuentas, un personaje bastante real, como también lo es Adela –la mujer con la que Fierro mantiene una relación y de la cual no está enamorado-, una exprostituta que trata de dejar atrás su pasado pero en cuyo foro interno no se ve como una mujer decente, o Concha, madre de Fierro y devota creyente que quiere que su hijo siente la cabeza.

Así pues, tenemos un escenario magníficamente recreado, una ambientación histórica muy detallada y unos personajes totalmente creíbles que podrían hacer las delicias de quienes gustamos de la novela policial. Sin embargo, la investigación de los asesinatos es algo secundario puesto que el eje central de Al acecho es la recreación histórica de la ciudad de Madrid en los meses previos a la Guerra civil y esto ha hecho que no me termine de gustar.

Con esto no quiero decir que sea una mala lectura, ni mucho menos. Es una obra bien escrita en la que Sabugal demuestra un dominio del lenguaje con una prosa en muchas ocasiones poética y en la que el trabajo de investigación se aprecia en la cantidad de datos y personajes históricos que pueblan las páginas, así como en los recortes de periódicos de la época que le dan más realismo y ayudan al lector a trasladarse al Madrid del 36. Pero el ritmo lento, demasiado pausado para mi gusto, me ha resultado un tanto aburrido y las páginas se me hacían cuesta arriba a medida que iba avanzando en la lectura.

Sinceramente, hubiera preferido una novela con mucha más acción en la que la investigación de los asesinatos tuviera mayor peso puesto que, cuando me animé a hacerme con el libro, creía que era lo que iba a encontrar en esta lectura pero no ha sido el caso.

Así que, quien quiera adentrarse en las páginas de Al acecho y espere una novela policial la encontrará, sí, pero que tenga en cuenta que el peso de la acción no recae en la resolución de los crímenes ni en el porqué de los mismos.

Portada: http://4.bp.blogspot.com/-btef0F3QC7Q/Ucako0JRdkI/AAAAAAAAPCc/fkrOp76IQxs/s1600/descarga.jpg
Imagen: https://c2.staticflickr.com/8/7174/6424491049_12128c0426_z.jpg

5 de diciembre de 2016

Entre manos |3|

Comenzamos semana con una nueva lectura: Las tribulaciones de Wilt de Tom Sharpe. Tras terminar Al acecho de Noemí Sabugal, espero dejar reseña en un par de días, me apetecía cambiar de tercio completamente con algo ligero y divertido. Disfruté mucho leyendo Wilt y espero hacerlo con esta nueva entrega.

La sinopsis promete más aventuras descabelladas en las que Henry Wilt y el inspector Flint vuelven a encontrarse:
“En esta novela, wilt vive con su mujer, la inefable Eva, entregada a sus sucesivas pasiones alternativas, medicinales, nutritivas, religiosas, etc., y con sus temibles cuatrillizas. El sufrido Wilt alarga sus jornadas en el Politécnico para huir del tumultuoso gineceo que le espera en casa. Hasta que un día Eva alquila una habitación en la planta alta a una estudiante alemana de sólidos encantos, y Wilt comienza a padecer los tormentos del amor imposible y la lujuria frustrada. Que, por cierto, no son nada comparados con los sufrimientos que le esperan cuando descubra que la guapa alemana es una despiadada terrorista internacional y reaparezca en su vida el temible inspector Flint”.

Imagen: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51VUSlWWdtL._SX319_BO1,204,203,200_.jpg