6 de noviembre de 2016

Harry Potter y la piedra filosofal

Autor/a: Rowling, J. K.
Título original: Harry Potter and the philosopher’s stone
Traductor/a: Alicia Dellepiane Rawson
Edición: 3ª ed.
Editorial: Salamandra
Año de edición: 2012
Número de páginas: 256
ISBN: 978-84-788-84452

Sí, sé que más de uno se estará pregunto que cómo no había leído aun Harry Potter; pues la respuesta es muy sencilla, huyo como de la peste cuando algún libro se hace extremadamente popular de un día para otro y, más, cuando oigo hablar de esos libros a gente que sólo lee las etiquetas del champú cuando están en el baño.

Aunque lo cierto es que, quien más o quien menos, todos hemos oído hablar del niño mago Harry Potter bien por los libros o por las películas, sobre todo por esto último -como fue mi caso- que me he visto todas y cada una de ellas. Es que me quedo con la boca abierta con los decorados y los efectos tan impresionantes que tiene.

Como decía, todos hemos oído hablar de Harry Potter y con este libro comienza la saga de las aventuras de este joven mago. Harry vive en la despensa de la casa que poseen sus tíos, unos seres odiosos al igual que su hijo, que no hacen más que amargar a Harry y demostrarle desprecio día a día desde que tuvo que irse a vivir con ellos tras la muerte de sus padres.

Sin embargo, Harry no es un niño como los demás. Cosas extrañas pasan a su alrededor sin ninguna explicación lógica cada vez que su estado de ánimo se ve alterado, cosa muy común si te hacen la vida imposible. Pero el día de su décimo cumpleaños recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En esa carta se le recuerda que tiene que adquirir el material necesario para la escuela de magos Hogwarts en la que está inscrito para el próximo curso. Ante la cara de espanto de sus tíos, que siempre le habían ocultado a Harry su origen, no les queda más remedio que revelarle la verdad: que es un mago y que sus padres no murieron en un accidente de tráfico como le habían dicho, sino en una lucha contra el más terrible de los brujos, Voldemort.

A partir de aquí Harry descubre un mundo nuevo del que empieza a sentirse parte de él, un mundo mágico en el que irá aprendiendo todo lo que necesita saber un buen mago y para ello tiene que irse a la escuela Hogwarts. No sin antes haber conocido a Ron en el famoso andén 9 ¼ o la sabelotodo de Hermione Granger y un sinfín de personajes a cual más asombrosos.

Es un libro ameno y de fácil lectura que engancha a los niños y no tan niños con un lenguaje sencillo, unas descripciones muy vívidas y que hacen participe al lector de todos los acontecimientos que se van sucediendo a lo largo de las páginas. Los personajes son sólidos y bien construidos, tanto los principales como los secundarios. Tiene toques de humor y tragedia pero, sobre todo, muchísima aventura y fantasía que nos traslada a un mundo mágico en el que todo es posible.

Una vez leído, tengo que reconocer que me ha gustado y lo he disfrutado más de lo que pensaba. Desde luego, ha sido inevitable comparar el libro con la película y, para mi asombro, tengo que decir que la película hace gala a las descripciones de J. K. Rowling e, incluso, las superan con creces.

Seguiré adentrándome en la saga Potter pese a saber lo que pasa y por eso mi recomendación es que se lean primero los libros y luego se ven las películas, aunque dudo que haya alguien que no haya tendido contacto con el mundo de Harry Potter en un sentido u otro.

Ahora entiendo el fenómeno de masas que supuso esta saga y que ha hecho leer a muchísimas personas de todas las edades. Aunque, siendo sincera, me parece muy exagerado que haya habido gente durmiendo a las puertas de una librería para hacerse con la última entrega de esta saga pero, ya se sabe, hay gente para todo.

Imagen: https://unlibroparaestanoche.files.wordpress.com/2011/04/harry-potter-y-la-piedra-filosofal-1.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario