29 de noviembre de 2016

El halcón maltés

Ficha técnica
Autor: Dashiell Hammett
Editorial: Alianza
Encuadernación: Rústica
ISBN: 8420637580
Páginas: 263

Dashiell Hammett (1894-1961), alcanza en El halcón maltés (1930) su mejor narrativa. Una estatuilla con figura de halcón que los caballeros de la Orden de Malta regalaron al emperador Carlos V en 1530 ha sido objeto, durante más de cuatro siglos, de robos y extravíos. Cuando, tras mil peripecias, llega a la ciudad de San Francisco, un grupo de delincuentes trata de apoderarse de ella, lo que da lugar a conflictos, asesinatos y pasiones exacerbadas.

Samuel Sapde y su socio, Miles Archer, son contratados por una mujer para investigar el paradero de su hermana, fugada con un hombre mayor que ella y supuestamente peligroso. Éste es el inicio de una trama que se va complicando a medida que pasamos las páginas y cuyo fin es encontrar un halcón muy valioso que la Orden de Malta regaló al emperador Carlos V.

Mentiras, traiciones y asesinatos se mezclan en esta novela que destaca por el realismo con que Hammett desarrolla el argumento, los diálogos, y por lo bien perfilados que están todos y cada uno de sus personajes. Sobresale, como no podía ser de otro modo, Samuel Sapde, un hombre duro, irónico e imprevisible que se convertirá en el arquetipo de los detectives privados. Sin embargo, lo que más me ha llamado la atención es la actitud cínica e hipócrita de casi todos los personajes.

El halcón maltés, un buen libro para todo aquél que disfruta de la novela negra y una magnífica obra para quienes quieran introducirse en éste género.

Portada: http://dialnet.unirioja.es/recursos/imagen?entidad=LIBRO&tipo_contenido=74&libro=291891

84, Charing Cross Road

Autor/a: HANFF, Helene
Título original: 84, Charing Cross Road
Traductor/a: Javier Calzada
Edición: 9ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Anagrama
Año de edición: 2006
Número de páginas: 126
ISBN: 84-339-6982-X

84, Charing Cross Road es la compilación de la correspondencia que la autora, Helene Hanff –una escritora de guiones de teatro y televisión- mantiene a lo largo de veinte años con Frank Doel, un empleado de la librería Marks & Co. sita en la calle londinense que da título a este libro.

Esta larguísima correspondencia nace de la pasión que siente Helen por los libros antiguos (especialmente ingleses), así que cuando vio el anuncio en prensa de que Marks & Co. vendía los libros que ella deseaba, y que tanto le costaba encontrar en Nueva York a buen precio y en perfectas condiciones, no pudo resistir la tentación de escribirles y realizar su primer pedido. Al principio las cartas tienen un carácter formal y comercial pero, casi sin darse cuenta, esa relación comercial da paso a una amistad en la que los dos irán conociendo aspectos de la vida del otro: Helen conocerá a la familia de Frank y cómo viven el racionamiento de la postguerra y Frank las dificultades de ella para llegar a fin de mes.

Como veinte años dan para escribir muchas cartas, nos encontramos también con la correspondencia que mantiene Helen con algunos de sus amigos, así como con Nora, Sheila y Mary -la mujer y las hijas de Frank- y algunos de los compañeros y empleados de Marks & Co. que le agradecen los alimentos que les manda y que palian las carencias producidas por el racionamiento.

Al igual que surgió esta amistad, poco a poco, también surgen en Helen y sus amigos las ganas de conocerse físicamente, por eso la familia de Frank la invita a visitar Londres pero, cada vez que Helen reúne el dinero suficiente para realizar el viaje a esa Inglaterra literaria con la que tanto disfruta en sus libros, surge algo que se lo impide.

¿Logrará realizar algún día ese viaje tan ansiado y conocer a sus nuevos amigos ingleses? La respuesta está en este libro ameno y de muy fácil lectura debido al carácter extrovertido, ingenioso e irónico de Helen y a la corta extensión de las cartas que le dan mucho dinamismo.

Otro aliciente para leer este libro, si es que no he picado vuestra curiosidad, es saber que las cartas y los personajes son reales y que la librería Marks & Co., con sus estanterías llenas de libros con ese olor tan particular que sólo tienen los libros antiguos, también existió. Sin embargo, lo que más me ha sorprendido, a parte de la veracidad de la historia, es conocer que la autora, pese al enorme éxito que tuvo este libro, murió de la misma forma que había vivido: de forma modesta y sin grandes lujos.

Otra cosa que también me ha sorprendido saber es que, pese a estar viva cuando se realizó la adaptación de esta obra al teatro, no la escogieran a ella para realizarla. Irónico tratándose de una escritora de guiones de teatro y una de las principales protagonista de esta historia cuya versión en España fue dirigida por Isabel Coixet. Para los más cinéfilos, comentarles que hay una versión cinematográfica con las interpretaciones de Anthony Hopkins, en el papel de Frank, y de Anne Bancroft como Helen.

Os recomiendo la lectura de este libro cuya historia y personajes quedan en la memoria del lector, especialmente el de Helen con el más de uno puede sentirse identificado.

Por ultimo, y como anécdota para los lectores más viajeros, os cuento que si viajáis a Londres y os acercáis a la 84, Charing Cross Road (la calle donde se encuentras las principales librerías de segunda mano) podréis ver una placa conmemorativa en el lugar que ocupó la librería Marks & Co.

Fuente de la imagen: http://3.bp.blogspot.com/_szLAIwXkfwY/TOAGB11BFzI/AAAAAAAAAkg/T9eDM02jKZE/s320/84%252C+Charing+Cross+Road.jpg

23 de noviembre de 2016

La isla de los cazadores de pájaros

Autor/a: Peter May
Título original: The Blackhouse
Traductor/a: Toni Hill
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Grijalbo
Año de edición: 2011
Número de páginas: 398
ISBN: 978-84-253-4549-4

La isla de los cazadores de pájaros nos traslada a uno de los parajes más sorprendentes del oeste de Escocia: la Isla de Lewis. Isla que el detective Fin Macleod decidió abandonar hace dieciocho años y a la que esperaba no tener que regresar nunca más pero, cuando una pareja de jóvenes descubre el cuerpo desnudo de un hombre colgado de la viga del techo de un cobertizo, se verá obligado a regresar para investigar el caso ya que, a parte de tratarse de un antiguo compañero de clase, presenta el mismo modus operandi de otro asesinato que había investigado anteriormente.

Una vez allí se da cuenta de que, aunque han pasado muchos años, hay cosas que no han cambiado: el clima de la isla sigue siendo igual de inhóspito que sus habitantes, el ambiente de la comunidad continua siendo opresivamente religioso y los hombres siguen arriesgando sus vidas en una caza tradicional tan dura como cruel.

En este escenario Fin debe enfrentarse, no solo a una investigación de asesinato, sino también, a un pasado y unos recuerdos que habían permanecido adormilados en su memoria. ¿A qué recuerdos debe enfrentarse Fin? ¿Qué pasó hace dieciocho años para que quisiera salir corriendo de la isla donde nació?

Así es como May da comienzo a una historia contada en dos tiempos. Por un lado, el pasado, donde el propio Fin nos narra en primera persona los recuerdos de su infancia y adolescencia y, por otra, el presente, donde un narrador nos relata los hechos que tienen ver con la propia investigación y aquellos que son consecuencia directa de los acaecidos tiempo atrás.

Cuando fui a pagar el libro, el librero me dijo que se trataba de una novela de suspense de atmósfera absorbente (palabras textuales) y así es, porque es de esos libros que no puedes dejar de leer hasta que lo terminas. No en vano May ha sido guionista de la televisión escocesa durante muchísimos años y eso se nota, no sólo en la forma de narrar la historia, también en saber dosificar las dosis justas de suspense para mantener en vilo al lector y, cómo no, en las magnificas descripciones del paisaje que dan unas ganas terribles de viajar a tierras escocesas.

La única pega que le veo es que, a mí, que me gusta la novela negra (La isla de los cazadores de pájaros está calificada como tal), no he disfrutado tanto de una investigación exhaustiva como lo hubiera hecho con otro título de este género puesto que la investigación queda relegada a un segundo plano para centrarse, principalmente, en la historia de Fin Macleod, una historia que te atrapa desde el principio y que no deja de sorprenderte hasta el final.

No obstante, es un libro muy entretenido que hará las delicias de quienes gusten de una lectura en la que la envidia, los amores frustrados y las tradiciones se entremezclan con una buena dosis de intriga.

La isla de los cazadores de pájaros es un buen comienzo para una nueva trilogía: La trilogía de Lewis.

"Tri rudan a thing gun iarraidh: an t-eagal, an t-eudach’s an gaol. Hay tres cosas en la vida que llegan sin que uno las pida: miedo, amor y celos". Proverbio gaélico que aparece en las primeras páginas.

Imagen de la portada: http://therwis.files.wordpress.com/2013/06/la_isla_de_los_cazadores_de_pajaros.jpg
Imagen de Butt of Lewis: http://images.fineartamerica.com/images-medium-large/the-butt-of-lewis-paul-davis.jpg

20 de noviembre de 2016

La princesa de hielo

Autor/a: Camila Läckberg
Título original: Isprinsessan
Traductor/a: Carmen Montes Cano
Edición: 45ª ed.
Editorial: Maeva
Año de edición: 2011
Número de páginas: 423
ISBN: 978-84-15140-05-4

Si no hubiera sido por mi madre es más que probable que hubiera tardado siglos en leer a esta escritora sueca y es que es ella, precisamente, la que me descubre autores de novela negra o policíaca porque es una devoradora incansable de este género literario. Se ha leído todas novelas de la autora en un abrir y cerrar de ojos, así que, ante tanto comentario sobre los libros de Läckerg, he decido sucumbir a su primera novela.

Para ello nos trasladamos a un pueblo de la costa sueca, Fjällbacka, para conocer a Erica, una joven escritora que vuelve a su pueblo natal tras el fallecimiento de sus padres para poner en orden los asuntos de la herencia y la venta de la casa junto a su hermana Anna pero se verá envuelta en la muerte de Alex, una antigua amiga de la infancia, cuando al dar un paseo uno de los vecinos que se encargaba de poner la calefacción en casa de Alex la encuentra muerta en la bañera y se lo cuenta a Erica al toparse con ella.

Cuando Erica entra en la casa, para comprobar lo que su vecino le está contando, se encuentra a Alex en una bañera de sangre y una cuchilla próxima a ella. Todo apunta a un suicidio pero ni sus padres ni Patrick, uno de los comisarios encargados de la investigación, lo creen y, menos, al saber que estaba embarazada.

A partir de aquí, Läckberg nos arrastra a una investigación de asesinato a la par que nos va contando la vida de Erica y los demás personajes. Seremos testigos de cómo Anna toma una decisión que cambiará su vida, también del reencuentro entre Erica y Patrick que no se veían desde hacía años pero, sobre todo, de cómo acontecimientos del pasado que se han ocultado por el qué dirán o por cuidar las apariencias puede arruinar la vida de muchas personas.

Una vez acabada la lectura tengo que decir que he disfrutado mucho, no sólo porque no me esperaba el desenlace que tiene sino también porque me resulta muy ameno el que vaya intercalando la vida de los personajes con el eje central de la novela: el caso de asesinato. Además los personajes están bien construidos, desde los principales a los secundarios, las descripciones permiten hacernos una idea bastante buena de todo lo que se nos va narrando y el lenguaje sencillo y sin complicaciones hace que las páginas se pasen volando y quieras seguir leyendo más y más.

Algo que me ha llamado la atención por encima de todo, y que personalmente me choca por la imagen que tengo de un país como Suecia, es la violencia que desprenden las novelas policíacas nórdicas pero en La princesa de hielo esa violencia tiene como victimas también a los niños. Sinceramente, me sorprende cómo en un país tan idílico, desde un punto de vista sociocultural, haya tantísimas novelas de género negro o policíaco.

Dejando de lado esta apreciación personal y volviendo a la novela, me parece una lectura interesante y muy entretenida para cualquier lector que desee adentrarse en un caso de asesinato. Desde luego, seguiré leyendo más novelas de Läckberg porque me ha gustado el estilo que tiene esta autora y porque me pica la curiosidad de saber cómo va evolucionando la vida personal de los personajes.

Fuente imagen portada: http://www.quelibroleo.com/images/libros/libro_1322105073.jpg

15 de noviembre de 2016

Wilt

Autor/a: Sharpe, Tom
Título original: Wilt
Traductor/a: J. M. Álvarez Flórez
Edición: 2ª ed.
Editorial: Anagrama
Año de edición: 1994
Número de páginas: 252
ISBN: 84-339-2083-9

Me topé con este libro curioseando entre las estanterías de la biblioteca y, en un principio, cuando vi la portada pensé que se trataría de una novela de corte erótico que tan de moda están últimamente pero, al leer la sinopsis, me di cuenta de que lo que encontraría en sus páginas iba a ser toda una historia rocambolesca y satírica. Así ha sido.

Nada más abrir el libro nos encontramos con Henry Wilt, profesor de Humanidades en una escuela de Artes y Oficios que ve denegado su ascenso año tras año quedando condenado a dar Literatura a unos alumnos que encarnan la peor pesadilla de cualquier profesor. Lleva casado doce años con Eva, una mujer maniática del orden y la limpieza, que exhala energía por todos sus poros y ansía una casa más grande, vivir en un barrio mejor y un Henry con más arrojo en todos los sentidos de la palabra.

No es de extrañar que las ilusiones de Henry se hayan diluido junto al Harpic que su mujer se empeña en rociar en el retrete y que, cada vez que saca al perro a pasear, fantasee con asesinarla. Especialmente cuando conoce a los Pringsheim, un matrimonio americano de lo más particular, que será el detonante de la desaparición de Eva y de una investigación policial en la que una muñeca hinchable vestida con las ropas de la Sra. Wilt jugará un papel fundamental.

Quien se anime con esta novela se encontrará con una historia disparatada que se va enredando conforme avanzan las páginas en las que Sharpe no deja títere con cabeza y que le sirve para hacer una clarísima crítica del sistema educativo británico –no en vano él fue profesor de Literatura e Historia en un centro similar al de su personaje- así como de la sociedad británica de los años setenta tan clasista, reprimida, snob y pendiente del qué dirán.

Con un leguaje irónico y mordaz, Wilt es una lectura amena que rebosa sentido del humor con unos diálogos sorprendentes y giros inesperados cuando piensas que ya no puede pasarle nada peor a su protagonista, así como un final que a mí personalmente me ha dejado fuera de juego porque no me lo esperaba en absoluto y que, como he podido comprobar, deja la puerta abierta a una nueva historia de unos personajes que no se olvidan tan fácilmente.

Hacer reír me parece dificilísimo, más si el medio utilizado para ello es la escritura, pero Sharpe lo hace con una facilidad pasmosa y, desde luego, esta no será mi única toma de contacto con su obra; menos sabiendo que hay más historias de Henry Wilt y su esposa Eva. Ya tengo ganas de saber en qué líos se meterán estos dos personajes.

Como casi siempre, comentar que los más cinéfilos tienen versión cinematográfica de esta obra dirigida por Michael Tuchner e interpretada por Griff Rhys Jones, Mel Smith, Alison Steadman, Diana Quick, Jeremy Clyde, David Ryall, Roger Allam.

Fuente de la portada: http://www.anagrama-ed.es/img/portadas/CM79_G.jpg
Fuente de la imagen: http://brainstomping.files.wordpress.com/2011/04/tom-sharpe_wilt_paul-sample.jpg

12 de noviembre de 2016

Historias de un pueblo andaluz

Autor/a: Antonio Medina Guevara
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Miami
Editorial: Pelícano
Año de edición: 2011
Número de páginas: 226
ISBN: 978-1-937482-19-0

No soy muy dada a los relatos pero, tal vez porque lo leí antes de viajar a Andalucía o porque el estilo es sencillo y en ocasiones poético, tengo que reconocer que las cinco historias que nos narra el autor me han gustado.

En la primera de ellas, Historias y cuentos de la villa de Zújar, se nos advierte de que lo que vamos a leer no es verídico pero bien podría serlo porque son historias que han podido pasar en cualquier pueblo de España. Narrada en primera persona se nos habla de Zújar, de sus gentes y de cómo algunos parroquianos emigraron a otras zonas o países en los años sesenta, de lo vacías que se quedaron sus calles pero también de las divertidas anécdotas de los lugareños, como Manolito, un muchacho no tan listo como los demás pero que se convierte en la envidia de todos por su descomunal miembro o del descubrimiento de un antiguo manuscrito encontrado en las paredes de una casa durante unas obras.

El nogal y la fuente de las doncellas es un cuento basado en una idea de las mil y una noches donde un niño escucha la historia que le cuenta un viejo sobre el árbol al que le gusta trepar y de como fue parada obligatoria para todo aquel que iba en busca de una persona desaparecida. Le cuenta que un día llegó un joven a caballo en busca de una doncella, cautiva por el embrujo de la fuente, y de cómo éste tuvo que seguir a una bola de granito y escalar una cima sin hacer caso a las voces que escuchaba en su caminos ni girarse para mirar atrás si quería encontrar a la doncella pero ¿hizo caso el joven a los consejos del viejo? ¿Se giró a mirar atrás o finalmente encontró lo que buscaba?

La tercera, aunque la más cortita de todas, es mi preferida de las cinco historias que nos narra Antonio porque nos da una versión idílica de cómo se forman las estrellas fugaces y de por qué brillan las luciérnagas en la noche. Tras leerla, estoy segura de miraré de otro modo el cielo cuando vea pasa una estrella fugaz.

El morisco y el mestizo narra la historia de un morisco, vasallo de una familia cristiana que deshonra a su prometida, y de un capitán mestizo que ansía lograr lo que le corresponde por ser hijo, aunque bastardo, de hidalgo español. ¿Conseguirán ambos alcanzar sus propósitos?

El último relato no tiene título pero es la historia de Antonio, Marina y Joaquín, tres amigos desde la infancia que un día juran, con esa solemnidad que solo el barro y la saliva pueden dar a los juramentos de la niñez, que Antonio y Joaquín serán los maridos de Marina. Pasado el tiempo, Marina se casa con uno de los dos amigos pero ¿con cuál de los dos?

Como os decía, no soy muy dada a leer relatos porque, si me gustan, suelo quedarme con ganas de más y me da bastante rabia. Sin embargo, con estos relatos esa sensación sólo la he tenido con el último de ellos ya que hay cuestiones que se quedan sin respuesta pero es que, como se nos dice al comienzo, es el avance de una nueva novela.

Historias de un pueblo andaluz me ha gustado porque ha sido una lectura amena, con un lenguaje sencillo aunque con esas expresiones y palabras del sur que, a quien no las he escuchado nunca se le hacen extrañas, pero por eso hay un pequeño vocabulario en las primeras páginas. Ha sido una lectura agradable, no solo por la forma de escribir del autor, sino también por el tamaño de la letra, las imágenes de Zújar, los amplios márgenes y los generosos espacios entre los párrafos que, como lectora, agradezco muchísimo.

La única pega que veo son las pequeñas faltas, sobre todo de puntuación, que una revisión podría haber evitado y que desluce un poco el conjunto. Por lo demás, es un libro entretenido, con descripciones muy visuales y cuyas historias pueden despertar recuerdos en el lector, especialmente la primera de ellas.

Fuente imagen portada: http://3.bp.blogspot.com/-t2Jg4hdVSj0/Tzecc8-YMBI/AAAAAAAAAIw/Uytm7yhYLlw/s1600/Historiasdeunpuebloandaluz+2.jpg
Fuente imagen de la fuente: http://altiplarural.files.wordpress.com/2010/01/zujar-villa-hitos-cano-dscn67131.jpg?w=422&h=320

9 de noviembre de 2016

Castillos de cartón

Autor/a: Almudena Grandes
Edición: 4ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: Tusquets, colección Andanzas
Año de edición: 2004
Número de páginas: 199

María José, una experta en arte contemporáneo que trabaja como tasadora en una casa de subastas, recibe una llamada de un antiguo compañero con el que no habla desde hace más de veinte años para comunicarle que Marcos, un amigo común, se ha suicidado. La trágica noticia despierta en María José recuerdos olvidados y la hace revivir aquellos años de juventud. Recuerda cómo empezó a pintar y, sobre todo, cómo se conocieron los tres cuando cursaban cuarto de Bellas Artes y la facilidad pasmosa con la que Jaime era capaz de dibujar el retrato de cualquier mujer, de los cuadros que pintaba Marcos y que eran mucho más buenos de lo que él mismo creía.

También recuerda aquella tarde en casa de Jaime, en la que los tres pasan de ser meros amigos a amantes, cuando María José y Marcos se desnudan torpemente y éste no logra tener una erección hasta que Jaime entra en la habitación, se desnuda y se mete en la cama con ellos. Desde ese momento la relación entre los tres se va haciendo más intensa, hasta el punto de convertirse en una unidad, y pasan todo el tiempo que pueden juntos: comparten sus mayores secretos, pintan, se divierten, hacen el amor y conviven juntos.

Se puede querer a dos personas a la vez pero ¿se puede amar a esas dos personas con la misma intensidad?

Estructurada en cuatro partes o capítulos: el arte, el sexo, el amor y la muerte, María José toma la palabra narrándonos esos recuerdos y nos hace viajar a los años ochenta; una década convulsa marcada por los cambios políticos, sociales y culturales así como por el descubrimiento de las propias libertades.

Llegados a este punto puede que alguien piense que se trata de una historia sórdida al tener como protagonista a un trío y le cueste entender cómo es posible que tres personas lleguen a mantener una relación tan intensa como la que mantienen los protagonistas. Sin embargo, Almudena Grandes crea una historia intimista, una historia donde los sentimientos evolucionan y el sexo es tan sólo un ingrediente más.

Castillos de cartón ha supuesto mi primer acercamiento a la obra de esta autora y, aunque la he disfrutado mucho no puedo decir que me haya parecido una novela redonda, quizá porque me he quedado con ganas de más. Reconozco que el argumento me ha parecido original y atípico a lo que suelo leer normalmente pero me ha dado la sensación de que la historia iba perdiendo fuelle hacia el final de la misma.

Una de las cosas que más me ha llamado la atención, y que no sé si es característico en su obra, es la creación de unos personajes complejos y ricos en matices tanto en el plano físico como en el psicológico, así como unas descripciones meticulosas que dan la sensación al lector de ser un espectador en la historia que nos narra.

Es posible que no haya escogido su mejor obra para empezar pero no será la última ya que el estilo sencillo y sin artificios de Grandes me ha convencido.

"Nos enceramos en castillos de cartón, una fortaleza fragilísima y sólida al mismo tiempo como una roca, como había sido una vez la ecuación perfecta de nuestros cuerpos impares, que nos había dado más de lo que habíamos tenido nunca."

Imagen portada: http://image.casadellibro.com/libros/0/castillos-de-carton-ebook-9788483836439.jpg

6 de noviembre de 2016

Harry Potter y la piedra filosofal

Autor/a: Rowling, J. K.
Título original: Harry Potter and the philosopher’s stone
Traductor/a: Alicia Dellepiane Rawson
Edición: 3ª ed.
Editorial: Salamandra
Año de edición: 2012
Número de páginas: 256
ISBN: 978-84-788-84452

Sí, sé que más de uno se estará pregunto que cómo no había leído aun Harry Potter; pues la respuesta es muy sencilla, huyo como de la peste cuando algún libro se hace extremadamente popular de un día para otro y, más, cuando oigo hablar de esos libros a gente que sólo lee las etiquetas del champú cuando están en el baño.

Aunque lo cierto es que, quien más o quien menos, todos hemos oído hablar del niño mago Harry Potter bien por los libros o por las películas, sobre todo por esto último -como fue mi caso- que me he visto todas y cada una de ellas. Es que me quedo con la boca abierta con los decorados y los efectos tan impresionantes que tiene.

Como decía, todos hemos oído hablar de Harry Potter y con este libro comienza la saga de las aventuras de este joven mago. Harry vive en la despensa de la casa que poseen sus tíos, unos seres odiosos al igual que su hijo, que no hacen más que amargar a Harry y demostrarle desprecio día a día desde que tuvo que irse a vivir con ellos tras la muerte de sus padres.

Sin embargo, Harry no es un niño como los demás. Cosas extrañas pasan a su alrededor sin ninguna explicación lógica cada vez que su estado de ánimo se ve alterado, cosa muy común si te hacen la vida imposible. Pero el día de su décimo cumpleaños recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En esa carta se le recuerda que tiene que adquirir el material necesario para la escuela de magos Hogwarts en la que está inscrito para el próximo curso. Ante la cara de espanto de sus tíos, que siempre le habían ocultado a Harry su origen, no les queda más remedio que revelarle la verdad: que es un mago y que sus padres no murieron en un accidente de tráfico como le habían dicho, sino en una lucha contra el más terrible de los brujos, Voldemort.

A partir de aquí Harry descubre un mundo nuevo del que empieza a sentirse parte de él, un mundo mágico en el que irá aprendiendo todo lo que necesita saber un buen mago y para ello tiene que irse a la escuela Hogwarts. No sin antes haber conocido a Ron en el famoso andén 9 ¼ o la sabelotodo de Hermione Granger y un sinfín de personajes a cual más asombrosos.

Es un libro ameno y de fácil lectura que engancha a los niños y no tan niños con un lenguaje sencillo, unas descripciones muy vívidas y que hacen participe al lector de todos los acontecimientos que se van sucediendo a lo largo de las páginas. Los personajes son sólidos y bien construidos, tanto los principales como los secundarios. Tiene toques de humor y tragedia pero, sobre todo, muchísima aventura y fantasía que nos traslada a un mundo mágico en el que todo es posible.

Una vez leído, tengo que reconocer que me ha gustado y lo he disfrutado más de lo que pensaba. Desde luego, ha sido inevitable comparar el libro con la película y, para mi asombro, tengo que decir que la película hace gala a las descripciones de J. K. Rowling e, incluso, las superan con creces.

Seguiré adentrándome en la saga Potter pese a saber lo que pasa y por eso mi recomendación es que se lean primero los libros y luego se ven las películas, aunque dudo que haya alguien que no haya tendido contacto con el mundo de Harry Potter en un sentido u otro.

Ahora entiendo el fenómeno de masas que supuso esta saga y que ha hecho leer a muchísimas personas de todas las edades. Aunque, siendo sincera, me parece muy exagerado que haya habido gente durmiendo a las puertas de una librería para hacerse con la última entrega de esta saga pero, ya se sabe, hay gente para todo.

Imagen: https://unlibroparaestanoche.files.wordpress.com/2011/04/harry-potter-y-la-piedra-filosofal-1.jpg

2 de noviembre de 2016

Esperando una respuesta

Autor/a: Mª Ángeles Mata
Edición: 1ª ed.
Editorial: Grupo Buho
Año de edición: 2011
Número de páginas: 750
ISBN: 978-84-938166-5-0

Como comenté en una entrada anterior, descubrí este libro en un mercadillo de libros de segunda mano y me llamó la atención la portada roja entre muchas otras amarillentas y ajadas. Esperando una respuesta estaba bien visible y destacaba sobre los demás, no sólo por su colorida portada si no porque estaba prácticamente nuevo: el lomo no tenía las típicas grietas de haber sido leído y las páginas continuaban blancas; daba la impresión de que su antiguo propietario ni siquiera se hubiera molestado en ojear sus hojas o había sido sumamente cuidadoso. Todo esto sumado a una atractiva sinopsis hizo que lo eligiera entre los demás.

La autora nos cuenta dos historias: por un lado, la de Magda en la Alemania de los años cuarenta. Una mujer capaz de hacer lo que sea necesario para descubrir qué es lo que le ha pasado a su marido, un fotógrafo de guerra que, de la noche a la mañana, deja de publicar sus fotos en el diario para el que trabaja y que le servían a Magda para saber que estaba vivo. Y, por otro, la historia de Beatriz, una anticuaria madrileña que deberá hacer frente al pasado de su madre, entere muchas otras cosas, y que tiene lugar en los años ochenta.

Ambas tramas están relacionadas entre sí por sus principales protagonistas, Magda y Beatriz, ya que son madre e hija, respectivamente, y el punto de partida para sus historias será una antigua carta que Beatriz encuentra en una antigua escribanía de su madre y cuyo contenido hará que se tambalee parte de su vida al ser de un hombre que no es su padre.

A partir de aquí se van desarrollando las dos historias llenas de intriga, espionaje, superación, celos, amor, traiciones y supervivencia a lo largo de sus más de setecientas páginas que se leen sin darse cuenta gracias al estilo sencillo y sin artificios de la autora. Ambas tramas se van intercalando para dejar al lector con ganas de saber qué les acontece a sus protagonistas en las próximas páginas. Sin embargo, los estilos son diferentes ya que la historia de Beatriz está narrada en tercera persona y la de Magda en primera y en forma de diario.

Para ser sincera tengo que decir que la historia de Magda me ha gustado muchísimo ya que se conoce el personaje en profundidad, resulta más atractivo éste y los secundarios de los que se rodea, que el de Beatriz; con menos fuerza y comportamientos adolescentes para una mujer adulta pero, repito, es mi opinión y, seguramente, otro lector se formará una opinión completamente distinta a la mía.

No obstante, he disfrutado mucho la lectura de Esperando una respuesta y me ha durado bastante menos de lo que pensaba en un principio cuando vi su volumen de páginas pero, pese a todo, no me ha parecido una lectura redonda. ¿Por qué? Porque a la historia desarrollada en los años cuarenta no le veo flecos sueltos y el final es bastante plausible cosa que a la de Beatriz sí le veo flecos que no termino de conectar entre unos hechos y otros y el final es muy laxo, precipitado y demasiado edulcorado a mi parecer. A parte de esto, no estaría de más una buena corrección ya que hay algunas erratas, faltas y expresiones un poco extrañas.

Dejando un poco de lado estas cuestiones la lectura, como decía, es agradable, ágil, y posee elementos suficientes para atraer a todo tipo de lectores.

P.S.: al tratar de buscar información sobre la autora he podido ver que éste libro se ha reeditado bajo el título de Lágrimas de amor y guerra pero, lo que más me ha llamado la atención, es que también hayan cambiado el nombre de la autora: ya no es Mª Ángeles Mata si no Marian Rivas. Curioso dato.

Imagen portada: http://4.bp.blogspot.com/-yOB-VWp1r8A/UBT3GwufPiI/AAAAAAAAFCM/09F4embGfQ8/s200/esperando.jpg