4 de abril de 2014

El Club Dumas

Ficha técnica
Autor/a: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Punto de lectura
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-663-2070-2
Páginas: 444

¿Puede un libro ser investigado policialmente como si de un crimen se tratara? Lucas Corso, mercenario de la bibliofilia, cazador de libros por cuenta ajena, se enfrenta a esa pregunta cuando recibe un doble encargo de sus clientes: autentificar un manuscrito de Los tres mosqueteros y descifrar el enigma de un extraño libro, quemado en 1667 con el hombre que lo imprimió. La peligrosa indagación le llevará de los archivos del Santo Oficio a los libros condenados, de las polvorientas librerías de viejo a las más selectas bibliotecas de los coleccionistas internacionales.

Desde que empecé a leer a Pérez-Reverte con El maestro de esgrima mi relación con él se ha ido convirtiendo en amor-odio con el paso de las lecturas. Hay títulos que me enganchan y me dejan buen sabor de boca –El maestro de esgrima, Territorio comanche, La reina del sur…- y otros con los que me pregunto en qué estaba pensando cuando compré el libro –La tabla de Flandes, La piel del tambor…-.

El club Dumas me atrajo por su contraportada, me cautivó con su trama y me defraudó con el final. A lo largo de las páginas dos historias se entrelazan, por un lado está Corso en busca de respuestas al enigma que encierra un libro que llevó a la hoguera a un hombre en el siglo XVII y con el que viajaremos a Portugal y Francia, nos veremos envueltos en persecuciones y peleas previamente planeadas por un personaje no tan ajeno a Corso. Por otro lado, la investigación de un texto atribuido a Dumas que realmente no escribió él pero, entonces, ¿quién lo hizo?

A media que avanzamos en la lectura la trama se vuelve cada vez más compleja, atrapándote y picándote la curiosidad por saber qué pasará a vuelta de página. Hasta que llegas al final, donde se descubre qué es El club Dumas, cuál es su función y participación en la peligrosa investigación que había iniciado Corso en las primeras páginas de la novela.

Si Pérez-Reverte hubiera terminado aquí la historia, mi relación amor-odio se inclinaría más por la parte afectuosa pero no es el caso. La historia continua un poco más para terminar con un final satánico, delirante y, en mi opinión, fantasioso pero, para gustos los colores.

Fuente imagen portada: http://3.bp.blogspot.com/_A4-Fxxb86P0/S83UrR5OlAI/AAAAAAAAAFE/ugIXkWLT-4Q/s1600/el+club+dumas.jpg



No hay comentarios:

Publicar un comentario