4 de enero de 2014

Sin noticias de Gurb

Autor/a: Mendoza, Eduardo
Edición: 22ª ed.
Editorial: Seix Barral
Año de edición: 1994
Número de páginas: 139
ISBN: 84-322-0640-7

La primera vez que leí Sin noticias de Gurb tenía catorce años y lo recordaba como un libro muy divertido con el que me reí mucho. Con el paso de los años, y una nueva relectura, no me he reído tanto pero he sabido apreciar otras cosas que en su momento no tuve en cuenta: la parodia y la mordacidad de Eduardo Mendoza.

Dos extraterrestres son enviados a nuestro planeta con la misión de investigar los usos y costumbre del lugar y, para no llamar la atención, deberán mezclarse con los habitantes autóctonos adoptando forma humana. Tras un aterrizaje un tanto caótico en un páramo de Sardanyola, el jefe de la misión (del que no conocemos su nombre y que será nuestro narrador) ordena a Gurb que adopte la forma corpórea de Marta Sánchez.

Teniendo en cuenta que la acción transcurre en la Barcelona preolímpica y que Marta Sánchez está en pleno auge de su carrera, os podéis imaginar lo inadvertido que pasa Gurb en cuanto sale de la nave espacial y se topa con el primer hombre que se le cruza en el camino. Desde ese momento, Gurb desaparece sin dejar rastro ni ponerse en contacto con su compañero que iniciará una alocada búsqueda por la Barcelona del 92 adoptando formas tan dispares como la del Conde Duque de Olivares, Gary Cooper o el Papa Pío XII.

Escrito en forma de diario Mendoza hace una mordaz crítica de la sociedad, de los políticos y la forma de vida de una ciudad que se preparaba para los Juegos Olímpicos y donde el poder público despilfarraba cantidades ingentes en obras faraónicas abriendo más zanjas que en un campo de batalla.

Sin noticias de Gurb es una lectura fácil y ligera, y no sólo por la breve extensión de sus páginas sino por la exquisita ironía de Mendoza, las disparatadas situaciones que vive nuestro anónimo extraterrestre y las claras descripciones de la Barcelona de los años 90.

Pese a quedar esos años en la memoria de quienes vivimos aquella época, Sin noticias de Gurb sigue siendo una lectura recomendable sin más pretensiones que las de hacernos pasar un rato agradable.

Fuente imagen de portada: http://unlibroparaestanoche.files.wordpress.com/2011/06/20080328-sin-noticias-de-gurb.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario