9 de diciembre de 2016

Estambul

Ficha técnica
Autor/a: PAMUK, Orhan
Título original: Instanbul. Hatiralar ve sehir
Traductor/a: Rafael Carpintero
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2007
Número de páginas: 438
ISBN: 978-84-8346-418-2

Estambul es un retrato, en ocasiones panorámico y en otras íntimo y personal,
de una de las ciudades más fascinantes de la Europa que mira a Asia. Pero es también una autobiografía, la del propio Orhan Pamuk.

La historia da comienzo con el capítulo de su infancia, donde Pamuk nos habla sobre su excéntrica familia y su vida en un polvoriento apartamento -”los apartamentos Pamuk”, así los denomina- en el centro de la ciudad.

El autor recuerda que fue en aquellos días lejanos cuando tomó conciencia de que le había tocado vivir en un espacio plagado de melancolía: residente en un lugar que arrastra un pasado glorioso y que intenta hacerse un hueco en la “modernidad”. Viejos y hermosos edificios en ruinas, estatuas valiosas y mutantes, villas fantasmagóricas y callejuelas secretas donde, por encima de todo, destaca el terapéutico Bósforo, que en la memoria del narrador es vida, salud y felicidad.

Recomendaría este libro por dos motivos. Primero, porque se conoce un poco a Pamuk y se comprende mucho mejor su obra ya que plasma en cada una de ellas parte de su vida, con pequeñas y sutiles pinceladas. El segundo motivo es porque, tanto para los que ansían conocer esta ciudad con alma como para los que ya la conocen, ofrece una visión completamente ajena a las típicas visitas turísticas; es como si Pamuk nos diera la mano y nos enseñara los recovecos, la historia, los colores y gente de la Estambul.

Esta elegía sirve para que el autor introduzca a pintores, escritores y célebres asesinos, a través de cuyos ojos el narrador describe la ciudad. Hermoso relato de una ciudad y una vida, ambas fascinantes por igual.

Aunque lo que más destacaría es la colección de imágenes de la ciudad que pueblan las páginas del libro. Fotos que forman parte de la colección privada de Pamuk – de cuando era niño, adolescente, imágenes de sus padres y abuela- y otras de Hilmi Sahenk, Ara Güler, entre otros, que muestran parajes atípicos a las postales turísticas.

Estambul es uno de esos libros que pueden gustar mucho a algunos y que otros tal vez no pasen ni de las primeras páginas. Si te gusta el estilo de Pamuk y Estambul, te gustará el libro, si no es así, tal vez termines abandonando su lectura.

Sin embargo, hay capítulos que se hacen un poco pesados, les falta agilidad y fluidez; a ello contribuye la cantidad de nombres turcos, aunque no es algo sumamente relevante, pese a estar bien escritos. Esto es algo que vengo apreciando en lo que llevo leído de Pamuk -que no es mucho, pero sí lo suficiente-, y es un poco reiterativo.

Portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51XHkg%2BL%2BkL._SX373_BO1,204,203,200_.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario