27 de diciembre de 2013

Sinuhé, el egipcio

Autor/a: Mika Waltari
Editorial: DeBolsillo
Encuadernación: Rústica
ISBN: 84-9759-665-X
Páginas: 727

En el ocaso de su vida, el protagonista de este relato confiesa: “Porque yo, Sinuhé, soy un hombre y como tal he vivido en todos los que han existido antes que yo, y viviré en todos los que existan después de mí. Viviré en las risas y en las lágrimas de los hombres, en su bondad y su maldad, en su debilidad y su fuerza”.

Esta novela ambientada entre los reinados de los faraones Amenhotep III y Horemheb, nos trasladan al antiguo Egipto de la mano de Sinuhé, el principal protagonista. Él nos contará de primera mano los acontecimientos que se suceden en aquella época y viajaremos a la corte de los faraones, a los reinos sirios, a una Babilonia en decadencia y a la Creta del Minotauro.

Estructurada en quince libros divididos a su vez en capítulos, nos narra -de modo autobiográfico- la vida de Sinuhé, un médico al que recogen siendo niño de las aguas del Nilo y que, debido a su profesión, se codeará con los personajes más influyentes de aquella época siendo testigo de conspiraciones para hacerse con el poder y quien, en determinado momento, se convierte en asesino por el bien de Egipto.

Al estar narrada en primera persona podemos disfrutar de unas buenas descripciones no solo de la época, si no de las ciudades que visita a lo largo de su vida y del resto de personajes que se cruzan en el camino de Sinuhé. Entre ellos cabe destacar a Kaptah, mordaz e irónico esclavo de Sinuhé que tiene un puntito cómico y que recuerda al fiel escudero Sancho Panza, ya que protege a su señor incluso en los momentos más duros. Otro personaje a destacar es Horemheb, hijo de pobres que llega a capitán del ejército del faraón y… a algo más.

Pese a su extensión se lee bastante bien aunque se echa de menos más diálogo y algo de ritmo en ciertas partes puntuales del libro. Dejando de lado estas pequeñas cositas, su lectura es muy recomendable.

Portada: http://1.bp.blogspot.com/-nH2Lm4fhLyE/Tsy-LA5y44I/AAAAAAAAARs/aHN183cIMJE/s1600/6594274.jpg

16 de diciembre de 2013

Todo es silencio

Ficha técnica
Autor/a: RIVAS, Manuel
Título original: Todo é silencio
Traductor/a: Mª Dolores Torres París y Manuel Rivas
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Madrid
Editorial: Alfaguara
Año de edición: 2010
Número de páginas: 245
ISBN: 978-84-204-0664-0

Todo es silencio ha supuesto la primera incursión que hago en la obra de Manuel Rivas, autor del que todos hablan maravillas y que tan buenas criticas ha recibido.

Es esta una novela negra un tanto atípica cuya historia, llena de pasiones, trata sobre la globalización del delito y cuyo principal protagonista es el mar que, de un modo u otro, siempre está presente.

Rivas nos adentra en Brétema, un pueblo ficticio de la costa gallega cuyo mar es bravo a veces, calmo otras; una veces da y otras quita, como los personajes que lo pueblan.

Todo comienza cuando Fins, Brinco y Leda -tres amigos de la infancia que aún poseen esa inocencia que da el desconocimiento de la realidad adulta- se cruzan en el camino de Mariscal, el capo, el señor que hace y deshace a su antojo; un contrabandista reconvertido en narcotraficante que, como si fuera un Dios, puede cambiar la fortuna o el destino de las personas si así se lo propone.

Seremos testigos de una época en la que el contrabando de tabaco en las zonas fronterizas gallegas hizo ricos a los que en tiempos de guerra se dedicaban al estraperlo y que, con el pasado del tiempo, terminó derivando en contrabando de armas, mujeres y drogas, emergiendo así un poder oculto cuyas conexiones llegan a las más altas esferas.

El tiempo también pasa para Fins, Brinco y Leda, cuyas vidas cambian conforme avanzamos en la lectura pero que terminarán encontrándose años después. Y ahí está Mariscal, siempre en las alturas, oteándolo todo.

Una historia dura por la cercanía con la realidad de lo que fue y de lo que pudo haber sido, tan visual que da la impresión de estar viendo una película en vez de leyendo un libro gracias a la prosa cuidada de Rivas que, como el mar, es calma en unos momentos y brava en otros.

Lectura corta pero intensa, muy recomendable incluso para los que no gustan de la novela negra.

Portada: https://imagessl0.casadellibro.com/a/l/t0/40/9788420406640.jpg

9 de diciembre de 2013

Estambul

Ficha técnica
Autor/a: PAMUK, Orhan
Título original: Instanbul. Hatiralar ve sehir
Traductor/a: Rafael Carpintero
Edición: 1ª ed.
Lugar de edición: Barcelona
Editorial: DeBolsillo
Año de edición: 2007
Número de páginas: 438
ISBN: 978-84-8346-418-2

Estambul es un retrato, en ocasiones panorámico y en otras íntimo y personal,
de una de las ciudades más fascinantes de la Europa que mira a Asia. Pero es también una autobiografía, la del propio Orhan Pamuk.

La historia da comienzo con el capítulo de su infancia, donde Pamuk nos habla sobre su excéntrica familia y su vida en un polvoriento apartamento -”los apartamentos Pamuk”, así los denomina- en el centro de la ciudad.

El autor recuerda que fue en aquellos días lejanos cuando tomó conciencia de que le había tocado vivir en un espacio plagado de melancolía: residente en un lugar que arrastra un pasado glorioso y que intenta hacerse un hueco en la “modernidad”. Viejos y hermosos edificios en ruinas, estatuas valiosas y mutantes, villas fantasmagóricas y callejuelas secretas donde, por encima de todo, destaca el terapéutico Bósforo, que en la memoria del narrador es vida, salud y felicidad.

Recomendaría este libro por dos motivos. Primero, porque se conoce un poco a Pamuk y se comprende mucho mejor su obra ya que plasma en cada una de ellas parte de su vida, con pequeñas y sutiles pinceladas. El segundo motivo es porque, tanto para los que ansían conocer esta ciudad con alma como para los que ya la conocen, ofrece una visión completamente ajena a las típicas visitas turísticas; es como si Pamuk nos diera la mano y nos enseñara los recovecos, la historia, los colores y gente de la Estambul.

Esta elegía sirve para que el autor introduzca a pintores, escritores y célebres asesinos, a través de cuyos ojos el narrador describe la ciudad. Hermoso relato de una ciudad y una vida, ambas fascinantes por igual.

Aunque lo que más destacaría es la colección de imágenes de la ciudad que pueblan las páginas del libro. Fotos que forman parte de la colección privada de Pamuk – de cuando era niño, adolescente, imágenes de sus padres y abuela- y otras de Hilmi Sahenk, Ara Güler, entre otros, que muestran parajes atípicos a las postales turísticas.

Estambul es uno de esos libros que pueden gustar mucho a algunos y que otros tal vez no pasen ni de las primeras páginas. Si te gusta el estilo de Pamuk y Estambul, te gustará el libro, si no es así, tal vez termines abandonando su lectura.

Sin embargo, hay capítulos que se hacen un poco pesados, les falta agilidad y fluidez; a ello contribuye la cantidad de nombres turcos, aunque no es algo sumamente relevante, pese a estar bien escritos. Esto es algo que vengo apreciando en lo que llevo leído de Pamuk -que no es mucho, pero sí lo suficiente-, y es un poco reiterativo.

Portada: https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51XHkg%2BL%2BkL._SX373_BO1,204,203,200_.jpg

1 de diciembre de 2013

Tokio blues

Ficha técnica
Autor: Haruki Murakami
Editorial: Tusquets
Encuadernación: Rústica
ISBN: 84-8310-307-9
Páginas: 383
Mientras su avión aterriza en un aeropuerto europeo, Toru Watanabe, de 37 años, escucha casualmente una vieja canción de los Beatles: de pronto, la música le hace retroceder a su juventud, al turbulento Tokio de finales de los sesenta.
Recuerda entonces, con melancolía y desasosiego, a la inestable y misteriosa Naoko, la novia de su mejor amigo de la adolescencia, Kizuki, y como el suicido de éste les distanció durante un año, hasta que se reencontraron en la universidad.Iniciaron allí una relación íntima, truncada, sin embargo, por la frágil salud mental de Naoko, a quien hubo que internar en un centro de reposo. Al poco, Watanabe se enamoró de Midori, una joven activa y resuelta. Indeciso, acosado por los temores, Watanabe sólo experimenta el deslumbramiento y el desengaño allá donde todo debía cobrar sentido: el sexo, el amor y la muerte. La insostenible situación le llevó entonces a intentar alcanzar el delicado equilibrio entre sus esperanzas y la necesidad de encontrar su lugar en el mundo.

Tokio blues es una novela melancólica donde el amor, la vida y la muerte forman un todo que arrastra al lector a un estado de languidez pero sin llegar al tedio puesto que el autor aborda con lucidez y humor los momentos más angustiosos del relato.

Un aspecto a destacar en esta obra es la forma en que Murakami la ha escrito: llama la atención la sencillez y frescura del lenguaje -muy coloquial- que usan los personajes, incluso para tratar el tema del suicido -presente a lo largo de sus páginas- ya que todos ellos están marcados por la muerte de una persona cercana.

Dicen que la forma de narrar de Murakami tiene algo de hipnótico y, sí, puede ser, pero donde radica la fuerza de Tokio blues es en el dolor de la adolescencia y la pérdida de la misma al madurar.

Portada: http://thamur.files.wordpress.com/2009/08/200701282316290tokio-blues.jpg?w=282&h=271